ROYAL RANGERS

ROYAL RANGERS


 

¿Quienes Somos?

Es una etapa muy intrigante en los Royal Rangers. Hace más de 50 años atrás que el ministerio de los Royal Rangers empezó algo completamente nuevo, algo que impactaría la
vida de niños y jovencitos a través del mundo. Y esto es, proveerle a los niños un lugar donde, a través de hombres íntegros, ellos puedan recibir sana instrucción, discipulado, y mentoría. Hoy en día, el ministerio de los Royal Rangers existe en más de 70 países con más de 200,000 miembros.

royal-rangersAquí en el territorio del Distrito Hispano del Este nos enfocamos en elaborar los planes y las metas establecidas por la oficina nacional de los Royal Rangers. ¡Estamos guiando e
inspirando a los futuros hombres! Hoy más que nunca estamos completamente dedicados en alcanzar más niños y jovencitos eficazmente. Dentro de nuestros destacamentos, nos
esforzamos por proveer instrucción para que los niños desarrollen cualidades Cristo céntricas y también lograr desarrollar entre los niños y jovencitos un liderato de siervos (servidumbre) en una atmosfera relacional y motivadora (divertida).

Es mi oración que esta página sirva como portal por el cual puedas recibir la información y las herramientas necesarias que te ayuden a inspirar a cada niño y jovencito en su caminar en el ministerio de los Royal Rangers.

Nuestra misión es evangelizar, equipar y empoderar la próxima generación de hombres a ser imitadores de Cristo y siervos vitalicios.

Evangelizamos

Evangelizamos la próxima generación como una manera de cumplir la Gran Comisión (Mateo 28:19-20). Es importante que alcancemos a cada niño y discipularlos a que sean hombres íntegros. Hoy más que nunca, debemos guiar e inspirar a los hombres del mañana. royal-rangers-2

Equipamos

Equipamos la próxima generación para que ellos puedan estar bien preparados para el día  de mañana. Los entrenamientos recibidos en los Royal Rangers ayudan a cada niño a cumplir su llamado en sus vidas.

Empoderamos

Empoderamos a cada niño para que puedan sentir el poder y la autoridad que Dios les ha otorgado. Ese empoderamiento capacitará a cada niño a ser el hombre que Dios ha diseñado que fuera, hombres íntegros que gobiernen bien su casa y defiendan su belleza.